fdez ziliotto

El presidente Alberto Fernández echó por suelo a los sueños mendocinos de avanzar con el polémico proyecto de Portezuelo del Viento y reivindicó el histórico reclamo pampeano en el conflicto por el río Atuel. “Que un río nazca en una determinada provincia, a esa provincia no les da derecho a hacer lo que se le plazca”, apuntó el mandatario argentino, quien remarcó: “No quiero financiar una obra que está cuestionada por cuatro provincias”.

 

Tras el recorrido por la planta de Carnes Argentinas, el presidente Fernández y el gobernador Sergio Ziliotto, junto a sus comitivas, brindaron una conferencia de prensa en el Centro Cultural Medasur, donde se abordó un tema sensible para todas y todos los pampeanos: el reclamo hídrico por el río Atuel y el rechazo a la obra de Portezuelo del Viento.

 

Una vez entrada la conferencia, el mandatario argentino admitió que llegó a La Pampa “sabiendo que hay un histórico reclamo de la provincia sobre el Atuel”. Un conflicto que generó un daño ambiental y económico sin precedentes al oeste pampeano.

 

En esta línea, el presidente afirmó que un río “no es de una provincia”, sino de todas donde ese cauce fluye y, por ende, debe “servir para el desarrollo de esas provincias”. Si bien este cuestionamiento tenía como destinatario a Mendoza, quien históricamente ha hecho un uso unilateral y arbitrario de los recursos hídricos interprovinciales, Fernández señaló que no estaba hablando “en contra de nadie” sino que, por lo contrario, estaba “llamando a la reflexión a todos”. Y lanzó: “Que tenga la suerte un territorio de que allí nazca un río, no le da derechos a hacer de ese río lo que le plazca”.

País igualitario

 

En este sentido, el mandatario argentino aseguró que su gestión tiene como uno de los principales objetivos “construir un país más igualitario”, en donde los recursos hídricos “sean un bien preciado” que debe ser compartida por todos. “Si un río recorre cinco provincias, quiero lo disfruten las cinco, porque argentinos son todos, no sólo los que nacieron donde el río nace”, subrayó Fernández.

 

Y agregó: “Después de que todo esto pase, debemos darnos cuenta de que no puede haber un país central y otro periférico, no puede haber un país desintegrado, donde algunos disfrutan del puerto y otros padecen su condición mediterránea. Un país integral supone que el Estado nacional se vincule con las provincias, y las provincias lo hagan entre sí”.

 

 

¿Y con Portezuelo?

Una vez finalizada la conferencia, el presidente contestó preguntas de la prensa. Indudablemente, el tema de la financiación del dique de Portezuelo del Viento. Y Fernández fue tajante: “No quiero financiar una obra que es cuestionada por cuatro provincias”.
Este interrogante surgió ya que, el día previo a la visita del presidente a La Pampa, se conoció que el ministro del Interior, Wado de Pedro, había decidido anular los laudos presidenciales de Mauricio Macri que habilitaban la obra y que, a subes, convocaba al Consejo de Gobernadores de Coirco para discutir este conflicto.

 

“El Gobierno que me precedió tomó un acuerdo con Mendoza para financiar la obra, lo que valió el enojo de Carlos Verna. Lo que le expliqué a Carlos, y lo entendió, es que nosotros no pudimos reperfilar el bono, ya que era como un pagaré. Lo que si puedo entender es la preocupación de seguir financiando una obra que tiene cuestionamientos de cuatro de las cinco provincias por dónde pasa el río. Tenemos que ver cómo atendemos ese tema. No quiero financiar una obra que está cuestionada por cuatro de cinco provincias”, explicó Fernández.

 

Es así que el presidente remarcó que “hay que encontrar una solución con Mendoza” ya que una obra tiene que “tener sentido si todos participan de la administración de la obra y entre todos pueden resolver cuándo puede pasar más agua y cuándo no”.

 

“Por eso se convocó a una reunión de la Comisión de Coirco, para el 26 de junio y tratar estas cosas. Espero que lo podamos resolver conversando entre todos. Hay que tener presente que la naciente de un río no determina propiedad. Ese río confluye, con otros ríos que también llegan a muchas provincias y hay que atender la situación de todas las provincias. Es un criterio de solidaridad. Entender que no puedo resolver mi problema a costa de otro, del de al lado”, detalló.

¿Y la barrera?

 

Otro reclamo que la prensa le hizo saber al presidente es sobre la barrera fitosanitaria en el río Colorado, la cual impide el ingreso de algunos cortes vacunos pampeanos al sur de la Patagonia argentina. “¿Hay chances de que su gobierno modifique esta situación?”, le consultaron al presidente, quien contestó que se comprometía a hablar sobre el tema con la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras.

“Es un tema que me excede y la barrera no la ponemos nosotros, es de la provincia. Me comprometo a hablar con la gobernadora de Río Negro. Las provincias no tienen fronteras, tienen límites y no pueden imponer regímenes aduaneros que de algún modo compliquen la comercialización. Hablo mucho con la gobernadora, por la cuestión sanitaria de su provincia”, explicó Fernández.

Y concluyó: “Si está poniendo algo así, no es una buena idea. Las provincias no tienen fronteras. Me llevo el deber de hablarlo con ella, para ver si se podemos resolver este asunto, que no le trae beneficios a nadie”.

alas giff1

995x150-PlanCastello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.