Inicio Destacadas Catriel: la engañaron, le tomaron un préstamo y perdió hasta la cuota...

Catriel: la engañaron, le tomaron un préstamo y perdió hasta la cuota alimentaria de su hijo

2795
0
banco patagonia6

Una mujer fue víctima de un engaño telefónico mediante el que le cambiaron las claves de su cuenta, le tomaron un préstamo y transfirieron todo el dinero. Ocurrió en Catriel y la damnificada también perdió el depósito de la cuota alimentaria de su hijo. Un fallo civil condenó al banco y lo intimó a devolverle todas las sumas, más intereses. 

Al inicio del proceso, se dictó una medida cautelar para impedir los descuentos del préstamo pero el banco no cumplió y se le aplicó una multa diaria de cinco mil pesos. Luego, no respondió la demanda por daños y perjuicios. Por esa conducta fue declarado en rebeldía. 

La damnificada aseguró que recibió un llamado telefónico. Del otro lado de la línea, un hombre se presentó como representante de YPF y le refirió un sorteo que supuestamente se había realizado en vivo por el canal de televisión Crónica TV. Ella era una de las ganadoras.
Para poder recibir el premio, que era una suma de dinero y un televisor, la mujer debía acercarse hasta un cajero automático y realizar una operación. Con esa maniobra, según el falso representante de YPF, se acreditarían 150 mil pesos. 

 

Eso ocurrió un fin de semana, en consecuencia no había atención al cliente. 

La mujer se acercó hasta la sucursal del banco Patagonia en Catriel y desde el cajero entró al sector claves y digitó el número indicado por la persona que tenía al teléfono. Después obtuvo el comprobante que debía enviar a través de una foto, lo que efectivamente realizó.
Enseguida recibió un correo electrónico en el que le reportaban un cambio de usuario y contraseña en la plataforma homebanking. 

Tiempo después descubrió que en ese mismo momento le habían acreditado un préstamo personal por 266.820 pesos a pagar en 60 cuotas de 15.000 pesos aproximadamente y cuatro transferencias de 41.000, 35.000 y dos de 100.000 pesos. En esas sumas se encontraba también la de 12.000 pesos correspondiente a la cuota alimentaria que percibe para su hijo. 

El fallo, que es de primera instancia y aún no está firme porque puede ser apelado, dispuso la nulidad del préstamo. 

Encuadró la resolución en una relación de consumo y consideró la existencia de una “vicio de la voluntad” en la obtención del préstamo, debido al engaño. 

Por ello le ordenó al banco la devolución de todas las sumas de dinero más los intereses. Y lo condenó a pagar otros 60 mil pesos en concepto de daño moral por la afectación a la tranquilidad de la clienta. 

Artículo anteriorLa canasta de verduras y hortalizas se disparó 70% en la región
Artículo siguienteATE se moviliza este jueves en el puente Cipolletti-Neuquén

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí