“Le apuntó con un arma en la cabeza a mi hija de 14 años”, dijo hoy la dueña del local comercial “Verdulería Castillo” que este jueves por la noche sufrió un asalto a mano armada. Los delincuentes se alzaron con toda la recaudación.

 

Los hechos delictivos en la ciudad de Catriel no cesan y se van agravando, arrebato de celulares, robos de herramientas, bombas, bicicletas, materiales de construcción, ingresos a viviendas para sustraer electrodomésticos, son los más comunes y caratulados en la mayoría de los casos como delitos menores, donde las leyes terminan beneficiando al delincuente, que es detenido, pero a las pocas horas sale de la Comisaría.

 

 

ROBO A MANO ARMADA

 

Este último hecho se produjo en la noche de este jueves, a las 21,50 hs en el comercio “Verduleria Castillo” de calle Roque Sáenz Peña. La propietaria ya se disponía a cerrar, y se encontraba en el interior del local junto a sus hijas, una de 14 años y otra de 5. En eso llega una moto 125 cc con dos masculinos a bordo, uno de ellos ingresó al negocio, tenía cubierta la cara con el barbijo, y acompañado de una gorra y campera con capucha.

Sin mediar palabra, sacó un arma de fuego y le apunto a la cabeza a la menor de 14 que se encontraba en el mostrador principal, su madre (dueña del comercio) estaba metros atrás en la estantería de las golosinas, al ver lo que ocurría le dijo al ladrón: “que estás haciendo, no hagas eso…” allí se vivió el momento de mayor tensión, el malhechor le apuntó a la mujer y amenazó con matarla, y pedía el dinero de la caja.

 

Presa de los nervios y con el miedo de que ocurriera algo peor, la dueña del local entregó toda la recaudación del día. Antes de retirarse del lugar, quisieron llevarse el teléfono celular de la menor, que no se los quiso entregar, “se fue caminando como si hubiera entrado a comprar, se subió a la moto donde lo esperaba el otro delincuente y escaparon por calle Haití en contramano”, relató la comerciante a Radio Alas y C25N.

 

La mujer salió a pedir ayuda a un vecino, que llamó la Unidad 9° de policía y los efectivos se hicieron presentes a los pocos minutos en el lugar del hecho. “Fueron a verificar las cámaras de seguridad que hay en calle Haití, cerca de la escuela 204, pero no funcionan”, manifestó la dueña de la verdulería.

 

Los uniformados realizaron las pericias en el comercio, tomaron los datos de las características de los delincuentes, pero hasta el momento no hay novedades sobre la identidad de los mismos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.