casa-de-justicia-catriel
Recibió una pena de 2 años de prisión en suspenso. Violó el aislamiento social y obligatorio en cuatro oportunidades.
La justicia rionegrina condenó a un ciudadano de Catriel a dos años de prisión en suspenso por incumplir el aislamiento social y preventivo. Además deberá colaborar económicamente con el hospital de esa localidad. El hombre de 25 años participó el sábado de un juicio abreviado que se hizo por videoconferencia.
El condenado arrastraba cuatro incumplimientos de la medida preventiva por la pandemia del coronavirus. La última infracción se produjo el viernes y quedó detenido en la Comisaría Novena. Al  día siguiente una jueza de Cipolletti homologó el acuerdo que incluye una ayuda económica para el centro de salud, además de dos años de prisión en suspenso. Es la primera condena de este tipo en toda la provincia.
El joven L.D.R había sido interceptado por la policía de Catriel por primera vez el 30 de marzo cerca de las nueve de la noche en inmediaciones de las calles Chubut y Pedro Hernández. Circulaba en bicicleta y luego de ese episodio recibió una orden judicial para el cumplimiento de la cuarentena.
El 14 de abril, también de noche, escaló el portón de un taller mecánico en Chubut y Huego Sosa. Nuevamente lo detuvieron. Luego, el 2 de mayo, de madrugada, lo identificaron en las calles La Pampa e Yrigoyen.
Finalmente el último viernes 22 de mayo la policía lo detuvo en un control vehicular en barrio Preiss. Iba como acompañante en un Ford Ka sin certificado único habilitante para circulación ni estar comprendido entre las personas exceptuadas del cumplimiento del aislamiento obligatorio.
El sábado le formularon cargos con la participación de la fiscal Analia Díaz desde Catriel junto con un defensor particular (ambos por Zoom) y el resto de los funcionarios judiciales desde Cipolletti.
Luego se avanzó en la propuesta de juicio abreviado y se hizo una segunda audiencia el mismo sábado. La jueza Alejandra Berenguer homologó el acuerdo de dos años de prisión de ejecución condicional, pautas de conducta y la entrega en especies equivalente a mil pesos al hospital de la ciudad de Catriel.
Allí mismo se le informó que el incumplimiento de algunas de las medidas impuestas devendría en una prisión efectiva.
Se le imputó los delitos de violación de medidas contra epidemias en concurso ideal con desobediencia a una orden de la autoridad  judicial y tentativa de hurto.
El caso se conoció en medio de la puja entre las autoridades judiciales y los gremios (tanto de Neuquén como de Río Negro) que resisten las convocatorias a trabajar.
De hecho en Neuquén la discusión se trasladó a legislatura por un proyecto que presentó el fiscal general José Gerez. En medio se debate si se pueden realizar juicios penales en este contexto de pandemia. El último sábado, al menos entre Cipolletti y Catriel, las partes arribaron a un resultado alentador.
Fuente: Río Negro
alas giff1

995x150-PlanCastello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.