Una trabajadora de Catriel consiguió una resolución favorable en el fuero del Trabajo de Cipolletti. Ella se desempeñó por un año en un comercio de alimentos, pero no le pagaban lo que correspondía por escala, no la registraron ni le hicieron aportes y la despidieron sin motivos.

La mujer sostuvo que trabajó en el comercio por más de un año y durante el trámite en la Cámara Laboral presentó testigos que acreditaron esas circunstancias. Contó además que antes de quedarse sin empleo recibió un mensaje de su patrón en el que le informaba que el domingo sería su último día porque después iba a hacer reformas en el local.

Luego de un tiempo le envió una carta documento para que el empleador aclarara su situación laboral. También lo intimó a que la registrara correctamente conforme a la legislación.

Como no obtuvo respuestas entabló la demanda. Sin embargo, el patrón tampoco se presentó cuando fue citado por el tribunal.

Los jueces fijaron una condena de 181.383,30 pesos en concepto de diferencias remuneratorias, liquidación final e indemnizaciones por despido. También se fijó una reparación en favor de la trabajadora debido a que tuvo que recurrir a la instancia judicial para cobrar su salario.

El fallo consideró que la situación fue acreditada por la trabajadora y que ella actuó conforme a derecho al considerarse en situación de despido. “La circunstancia de tener en la más absoluta clandestinidad registral a la actora, aunado al pago parcial de remuneraciones, constituyen causales de gravedad tal que hace intolerable la continuidad del vínculo laboral, haciendo procedente las indemnizaciones peticionadas”, dice la sentencia.

Recordó el tribunal además que la falta de registración de un trabajador concede el derecho al mismo de intimar su regularización bajo apercibimiento de considerarse injuriado y despedido, siendo pertinente el despido indirecto acreditada dicha causal, asimismo, uno de los débitos fundamentales del contrato de trabajo es el pago íntegro de la remuneración dentro de los plazos legales, por ende, previa intimación, le asiste derecho al trabajador a considerarse despedido si se viola dicha obligación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.