Inicio Destacadas Cómo fue la tarde de terror cuando el policía atacó a su...

Cómo fue la tarde de terror cuando el policía atacó a su ex, al amigo y a ex compañeros

1810
0

Según el relato del Fiscal Jefe Gustavo Herrera, todo comenzó el pasado jueves cerca de las 15:30 hs. En un domicilio de Cuatro Esquinas, se vivió una tarde propia de las películas de terror en la ciudad de Catriel. Todo quedó plasmado en la audiencia pública vía la plataforma Zoom del pasado sábado al mediodía. El hecho en sí, es muy grave, pero lo es más aun, por tratarse de trabajadores de la fuerza policial. Ello nos retrotrae al año 2.013 cuando un policía viajó desde Catriel a Viedma en moto para asesinar a su ex pareja, también policía.

 

Veamos:

Luego de permanecer oculto vigilando la vivienda de su ex, Marcos Carriqueo (43), se asegura que el amigo esté adentro de la casa e ingresa en forma violenta pateando la puerta y esgrimiendo el arma reglamentaria (pistola 9 mm). Al instante apunta al hombre que estaba con su ex y le exige que se retire “vos no tenés nada que hacer acá”, le dijo y lo golpea en la cabeza varias veces con el arma provocándole heridas cortantes. El herido logra escapar.

Cuando la mujer intenta intervenir, la golpea con la mano abierta (chirlo en la cara), ella cae al piso y le propina varias patadas. “Mirá por lo que cambiaste”, le decía, y que “no se te ocurra denunciarme”, le decía mientras la tomaba del cuello.

Todo ello sucedía delante de tres menores de edad.

 

El efectivo policial sale de la vivienda y toma una herramienta tipo picota y arremete contra el auto del visitante provocando varios destrozos en carrocería y cristales.

Vuelve  a la vivienda y nota que su ex había llamado  a la policía. Le saca el teléfono y lo rompe, después lo quema en una especie de parrilla. En ese momento también roba el arma reglamentaria de la mujer (también policía). Recordemos que ambos se desempeñaban en la brigada de toxicomanía local.

Cuando llega una patrulla al domicilio de cale Los Juncos, (con la hija como escudo) les pide “que se retiren, que no se metan”. Sus ex compañeros convencen a la víctima de hacer la denuncia. La mujer sube a su auto custodiada por el móvil policial y el policía los sigue atravesando el auto para evitar que vaya a la comisaría, cosa que finalmente no logra. Tuvo que enfrentarse varias veces con sus ex compañeros, quienes en todo momento le pedían que pare con esa locura. En un momento cuando intentan detenerlo, les dijo que “córranse o los quemo”, esto ocurrió cuando ya había tomado su vehículo para escapar con su hija de 11 años. Hasta ese momento portaba tres armas de fuego, dos reglamentarias, la de él y la de su ex que había robado y un arma particular.

Antes de irse de la localidad, entregó su arma a un superior, la de su ex la entregó en la zona de Entre lomas (camino al Alto Valle) a otros policías que también intentaban convencerlo que se entregue.

Llegó a la localidad de San Isidro (Campo Grande) a la casa de su ex suegra y le dejó a la nena. Ahí lo esperaba una patrulla policial encabezada por el jefe de la Regional 5° que también intenta detenerlo y no logran hacerlo.

Se supo (según la fiscalía), que los policías en todo momento actuaron con mucha prudencia ya que conocen a su ex compañero. Una persona muy preparada físicamente, con mucha experiencia en uso de armas y además dispuesto a todo. El hombre había sido instructor del grupo COER.

Finalmente, en horas de la tarde contacta a un abogado y en negociaciones con la fiscalía decide su entrega en Gral Roca.

Son varios los cargos que el ex policía deberá enfrentar ahora por los que la jueza Sonia Martín le dictó la prisión preventiva por el término de 4 meses. Luego vendrá el juicio

 

Los cargos formulados por la fiscalía a los que adhirió la defensa de la víctima:

 

Cargos penales por golpear y amenazar con arma de fuego a la pareja de su ex, a su ex y los efectivos policiales que intentaron calmarlo.

Violación de domicilio y portación ilegal de arma de fuego de guerra y coacciones agravadas por el uso de arma

Amenazas en contra del amigo de su ex, las que repitió contra los policías que intentaron que impedir que continué con su accionar

Lesiones leves perpetradas al hombre y lesiones leves agravadas por la relación de pareja pre existente y violencia de género, por las heridas causadas a la mujer

Delito de daño y robo en forma reiterada y coacción en contra de la mujer en dos oportunidades, en el marco de violencia de género en violación a la ley 26.485

 

Por todo ello, la Fiscalía solicitó la prisión preventiva por el peligro procesal de entorpecimiento de la investigación hasta tanto se produzca el juicio. En este sentido el Fiscal adelantó que, de acuerdo a la totalidad de la evidencia con la que cuenta, el mismo no debería extenderse más allá de los próximos cuatro meses.

 

colegio viedma

ARCHIVO: MARZO DE 2.103

Policía asesinó a su ex pareja en un colegio de Viedma

 

La mujer, también integrante de la fuerza, había ido a dejar a sus hijos a la escuela Paulo VI, y fue sorprendida por el agresor en un patio interno del establecimiento. Los niños habrían presenciado el hecho. “Ya la maté”, habría dicho el agresor antes de entregarse.

Una mujer integrante de la Policía rionegrina recibió varios disparos que aparentemente habrían sido efectuados por su ex pareja, también efectivo policial. La víctima falleció inmediatamente y el autor se entregó a las autoridades. El hecho ocurrió pasadas las 13.30 en el pasillo de acceso al Colegio Paulo VI. La comunidad educativa se mostró conmocionada, porque los alumnos estaban en un momento de intercambio en un sector lindero.

Los dos hijos de la pareja que asistirían a primero y sexto grados, habrían sido testigos directos de la agresión y fueron llevados a la Comisaría Tutelar donde están siendo contenidos.

El policía, quien estaría separado desde hace un par de años de su mujer, con quien residió en el Alto Valle, viajó desde Catriel en las últimas horas.

Al Colegio Paulo Sexto arribó en una moto que quedó estacionada en el patio interno. Allí habría esperado a su ex mujer, cuando llegó a dejar los niños al establecimiento. Fue en ese momento que disparó casi el cargador completo sobre la humanidad de la joven, de unos 34 años que perdió su vida inmediatamente.

El autor que fue rodeado por otros padres, dejó el arma en el piso y se entregó. “Ya la maté”, habría dicho ante los consternados integrantes de la comunidad educativa. Los niños y los docentes, al escuchar los disparos se tiraron al piso y se cubrieron. Nadie más salió lesionado.

Los niños fueron retirados por sus padres no bien transcendió la noticia. Muchos de los pequeños salían conmovidos y llorando por la situación.

Pasadas las 15.30, la fiscal Daniela Zágari y el Juez Guillermo Bustamante, dejaron la escuela, donde permanecía trabajando el Gabinete de Criminalística. Trascendió que la joven policía se identificaría como Yanina de Yulis y el autor, Cristián Cóceres.

Artículo anteriorTremendo accidente cerca de Peñas Blancas. Se despistó y chocó contra un bloque de cemento
Artículo siguienteFútbol: se jugó una nueva fecha en las Ligas locales

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí