La oferta que llevó el gobierno a ATE no causó una buena impresión entre los trabajadores autoconvocados de salud que mantienen cortes de ruta en diez localidades de la provincia hace casi 20 días. Por el contrario, las primeras reacciones fueron de rechazo e indignación, por considerar que no cumple con el 40% de recomposición solicitada ni recupera el poder adquisitivo perdido en 2020.

Mario Ranqueo, delegado en Rincón de los Sauces, indicó ayer que los ánimos son de “rechazar y repudiar” pese al desgaste que sienten los hospitalarios por más de dos semanas en los piqutes. “Es una oferta engañosa que no resuelve el problema de fondo. Es un aumento escalonado que representa una desvalorización del salario porque llega al 53% recién en marzo del año que viene”, evaluó.

Otro referente de Centenario, Roger Obelar, consideró la propuesta “una burla” y afirmó que “hay mucha bronca” entre los trabajadores de salud. “Hoy Quintriqueo está sentado en esa mesa porque sostuvimos las medidas todo este tiempo. Seguramente vamos a seguir”, aseguró el delegado.

Los trabajadores de salud mantienen unos 20 bloqueos en una decena de localidades de Neuquén desde hace 19 días. El reclamo es por una recomposición salarial que incorpore un 40% al básico por la pérdida de poder adquisitivo durante el 2020, año en que el sector y ningún empleado estatal recibió aumento de sueldo.

Mañana a las 12, en uno de los piquetes de Añelo, habrá una asamblea interhospitalaria en la que se definirá la continuidad o no de las medidas de fuerza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.