Oftalmólogos

En Río Negro, los oftalmólogos decidieron comenzar a cobrar un «arancel COVID-19» de 800 pesos a cada paciente. La medida rige desde este lunes y fue tomada por la Asociación provincial que nuclea a los profesionales.

«Nosotros para poder atender un paciente tuvimos que adaptar todo el sistema de atención. Para proteger al personal y a los pacientes», dijo el presidente de la Asociación de Oftalmólogos de Río Negro (AORN), Diego Croce, justificando el plus que se comenzó a cobrar.

Lo mismo ocurrió con los odontólogos, que cobran 2000 pesos -aparte de la atención y la práctica- para cubrir los gastos de los kits sanitarios exigidos por Salud.

El problema es que los costos son trasladados a los pacientes, y no siempre las obras sociales lo cubren o reintegran. En el caso de IPROSS se había anunciado un acuerdo con los odontólogos, pero nunca se confirmó o al menos no se comunicó oficialmente.

Croce comentó -en diálogo con LU19- que vienen trabajando para buscar alternativas que les permitan afrontar el ejercicio de la actividad en este contexto, por lo que “con la intención de evitar trasladar dicho importe a nuestros pacientes enviamos cartas a todas las obras sociales solicitando el reconocimiento del arancel COVID-19, pero aún no obtuvimos respuesta”.

Agregó que el arancel fue fijado en 800 pesos y dijo que “no es un aumento del valor de la consulta, sino que obedece al nuevo esquema de atención”.

«Las particularidades del ejercicio médico hacen necesario el contacto, la interacción, la proximidad, y aunque el protocolo contempla una serie de pasos para minimizar la exposición a posibles casos de COVID-19», explicó. “Nosotros no podemos hacer home office, tenemos que exponernos porque de eso se trata atender a nuestros pacientes” sostuvo Croce, a la vez que subrayó que “esto conlleva un riesgo y debemos tomar todos los recaudos para garantizar la salud de nuestros pacientes, de los colegas médicos y del personal que nos asiste”.

alas giff1

995x150-PlanCastello

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.