Todos contra todos. Así será el nuevo formato del torneo que se viene en el fútbol argentino. Serán 26 equipos, se jugarán 25 fechas, a una sola rueda, y nuevamente no habrá descensos, al menos hasta diciembre del 2022. Ah, y que siga la rosca dirigencial, que también plantea un “todos contra todos”, con un contexto bastante confuso en cuanto a cómo se va a jugar en el próximo año.

Pasando en limpio, el torneo se pone en marcha el fin de semana siguiente a la final de la Copa América: arranca el 17 de julio y termina el 10 de diciembre. Antes de que finalice junio saldrá el fixture. El campeón clasificará a la Copa Libertadores que tiene 6 cupos para Argentina. Los otros cupos los tendrán Colón, como campeón de la Copa de la LPF, y el ganador de la Copa Argentina. Los restantes los obtendrán los tres primeros equipos de la tabla general anual, que contemplará los puntos obtenidos en la fase de grupos de la Copa de la LPF y el próximo torneo (total de 38 partidos). A la Sudamericana 2022 irán otros seis equipos: uno es Banfield (ganador de la segunda final de la Copa Diego Maradona contra Vélez) y los otros cinco saldrán de esa misma tabla general.

Los puntos que se consigan serán tenidos en cuenta para calcular los promedios que definirán qué equipos descienden a la Primera Nacional recién a fines del 2022. Es decir, en los próximos 18 meses no habrá descensos, y por si fuera poco, todavía no está definida la cantidad de equipos que bajarán a la Primera Nacional cuando llegue el momento. Es decir, la rosca continúa, tal como se lo confirmó un importante dirigente a TN Deportivo: “Los grandes quieren una cosa, los chicos quieren otra, ya hay grieta. En la última charla tuvimos opiniones muy diversas”.

¿Qué harán en el 2022? El panorama es muy confuso, la ausencia de descensos tiene consecuencias directas en el almanaque. “Tenemos 41 fines de semana y no nos va a alcanzar. Vamos a ser 28 equipos, ¿me podés explicar cómo hacemos? No hay fechas, no te olvides que es un año de Mundial, muchos equipos para un calendario muy limitado. Esto no se pensó, le erraron feo”, cuenta una fuente directa de AFA.

La ausencia de descensos le ha hecho mucho daño al fútbol argentino, no solo porque le resta competitividad, sino porque además complicó el calendario y el futuro torneo. Incluso algunos que alzaron la mano votando a favor, comienzan a arrepentirse.

El próximo torneo ya está resuelto: será bajo el formato de “todos contra todos”. El 2022 pinta para conflictos al por mayor, que también serán “todos contra todos”. La rosca dirigencial continuará…

2 / 100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.