marcha 25-4

Conmovedora marcha este jueves en 25 de Mayo, en memoria de la joven Mariana Orihuela tras su suicidio en Mendoza. Un reclamo unánime de justicia por el caso de abuso sexual que sufrió en 2019.

Cientos de mujeres, amigos y vecinos se autoconvocaron esta en Plaza San Martín para abrazar de manera simbólica a la familia de la estudiante de 18 años, que este miércoles decidió terminar con su vida en la localidad de San Rafael.

Momentos de llanto, dolor y los aplausos que se hicieron sentir en cada uno de los rincones de 25 de Mayo. La movilización marchó por las calles céntricas de la ciudad y los gritos pidiendo justicia se hicieron sentir con fuerza, pero también con una bronca contenida por tantas injusticias.


Otra joven de la localidad que muere, y el índice de suicidios aumenta y preocupa. Pero en este caso particular porque hay una historia detrás, un hecho de violencia y abuso que la joven denunció en 2019 y  por el cual no encontró la respuesta que esperaba de la justicia. Su abusador está libre…..y Mariana ya no está.

“Lo que pasó es muy doloroso, hoy somos todos Mariana” concluyeron las oradoras al dirigirse la multitud que se había convocado.

Luego la desconcentración fue lenta, con muchas muestras de dolor y con el pedido unánime de: Justicia!

CASO

 

La joven de la localidad de 25 de Mayo (La Pampa) y que estudiaba Kinesiología y residía en San Rafael, tomó este miércoles  la terrible decisión de terminar con su vida.

 

Algunas personas que conocían a Mariana Orihuela relataron un padecimiento que la atormentaba hacía más de un año: un abuso sexual.

 

El abuso se habría dado en abril del año pasado. Un grupo de mujeres de la localidad de 25 de Mayo en La Pampa cuando Mariana contó el padecimiento en Noviembre del año pasado escracharon al presunto violador, un chico que era amigo de la víctima y que le habría convidado una bebida que le hizo perder el conocimiento para cometer el abuso.

 

“Las Ramonas” la página de mujeres, la única herramienta que tuvieron en aquella oportunidad para acompañar y tratar de hacer justicia por Orihueja fue el escrache público, y el refugio en la condena social, sin embargo lo que había vivido Mariana la marcó para siempre.

En noviembre se conoció un escrito de Mariana, que las mujeres en lucha hicieron circular con su consentimiento para que todo el pueblo supiera “no quería asumir que era una más, no quería sentir que la persona a la cual llamaba amigo, me había violado, me dejó destrozada, triste y asustada, ya no salgo como antes a la calle, ya no confío en nadie y tampoco puedo ser feliz en paz sabiendo que él está libre, impune” escribió en aquel momento.

 

¿Y ahora? qué se hace, cómo se sigue ¿por qué la Justicia no escuchó? por qué se sigue descreyendo las denuncias, por qué la Justicia muchas veces le da más importancia al contexto que la palabra de una mujer que afirma que no fue consentido tal hecho?.

 

“Me anime a hablar, hable y ya no me calle más, hice la denuncia y aun así nada cambió, yo no me callo más. Lo único más grande al amor a la libertad, es el odio a quien te la quita”. Concluyó aquella vez.

Lea también: 25 de Mayo. La joven que se suicidó había denunciado abuso sexual

 

Informe y fotos: Miguel Villablanca (C25N) – Radio “Alas”

alas giff1

995x150-PlanCastello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.