siembra avion

La firma rosarina «AB Agro» apuesta a la tecnología. Sistematizó el sistema de riego de 1200 hectáreas y siembra con un avión. Ahora sumará una planta de bio-gas que le permitirá generar energía y elaborar fertilizantes.

La siembra aérea es una práctica que es parte de las políticas de experimentación que lleva adelante la empresa rosarina AB Agro en su emprendimiento productivo agroganadero que desarrolla en el área del Sistema de Aprovechamiento Múltiple de 25 de Mayo. Fue el pasado miércoles con un avión de General Pico. Esta alternativa está atada a la expansión de modernos sistemas de riego que se verá optimizada por otra inversión productiva de esa empresa: una planta de biogás, que permitirá generar electricidad y obtener fertilizantes.

Siembra aérea

La implantación se realizó en los predios identificados La Soleada y San Bernardo. Las tareas fueron seguidas de cerca por la gerente del Ente Provincial del Río Colorado (EPRC), Natalia Gaccio, y el ingeniero agrónomo de la empresa Nicolás García.

«El proyecto nació el año pasado con el objetivo de ganar tiempo, estamos haciendo aérea de un verdeo de invierno raigrás con vicia. Se siembra sobre el cultivo de maíz, la idea es no esperar cosechar el maíz para sembrar, sino adelantarnos y una vez que tengamos la cosecha de maíz ya sale el cultivo implantado. En esta región donde tenemos un período de heladas más reducido que en la pampa húmeda, el desafío es ganar tiempo y poder tener un doble cultivo en el año», explicó García el responsable técnico.

El agrónomo añadió que se trata de una combinación de una gramínea con una leguminosa, las bondades de la vicia (leguminosa) hace una fijación biológica del nitrógeno, se inocula con una bacteria previamente antes de la siembra y con ese inóculo se hace una simbiosis entre la planta y la bacteria, se generan unos nódulos que captan el aire atmosférico (nitrógeno) lo transforman para que sea tomado por la planta y queda algo de ese nitrógeno en el suelo, entonces el maíz lo puede tomar, con esto se reduce la fertilización química.

García señaló bondades comparativas de esta modalidad de siembra. «Nos permite entrar con un cultivo en pie, lo cual con una siembra terrestre sería imposible porque tenemos plantas ya instaladas en el lote y se podrían dañar. Además se debe tener en cuenta en este caso, el agua posterior a la siembra que es lo que le da el éxito a la plantación, a través de la acción que hacemos mediante el riego por pivot», indicó.

El bio gas

Según el profesional, la empresa avanza e invierte en equipos de riego. «La idea es seguir creciendo con el área bajo riego que nos permita esa rotación y que los cultivos se estabilicen en cuanto a rendimiento y tener resultados positivos. Hoy son buenos y sobre todo ahora empezamos a usar el biofertilizantes, que es el subproducto que sale de la planta de bio-gas.

Eso nos va a mejorar sustancialmente los rendimientos porque estamos haciendo ya una nutrición más balanceada», adelantó García.

«En general estamos limitados con la superficie, sembrando alrededor de 1.200 hectáreas, para el planteo que tiene la empresa de una alta demanda principalmente del cultivo de maíz que es el feed-lot por un lado y por otro la planta de bio-gas pronto a inaugurarse. Eso hace que quizá tengamos bastante secuencia de cultivo de maíz dentro de la rotación, agronómicamente sería ideal hacer una rotación con pasturas, pero es un proceso que va creciendo», concluyó el ingeniero García.

alas giff1

995x150-PlanCastello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.