Un hombre fue condenado por un hecho de violencia de género y por incumplir en dos oportunidades la cuarentena. Como resultado la pena impuesta es de dos años de prisión efectiva. El imputado tenía antecedentes computables.

Uno de los delitos imputados ocurrió el pasado 28 de marzo alrededor de las 00:30 cuando el acusado se acercó a la vivienda de su ex pareja y pese a que la víctima lo dejó ingresar, una vez adentro la tomó del cuello y le propinó golpes en distintas partes del cuerpo, provocándole lesiones. Tras la agresión el hombre se retiró del lugar en dirección a su domicilio.

La calificación legal por este caso es lesiones leves doblemente calificadas por ser cometidas en contexto de violencia de género y en contra de una persona con la que se mantuvo una relación de pareja.

Cuando el hombre retornaba a su casa, fue detenido por personal policial de la Comisaría Novena de Catriel, por incumplir las medidas dispuestas por el Gobierno Nacional para evitar la propagación de la pandemia del virus del Covi-19.

El 25 de abril alrededor de las 15 horas, el hombre volvió a violar el aislamiento social preventivo y obligatorio, toda vez que se encontraba reunido con al menos dos personas más sin ningún tipo de justificación que amerite su circulación. Según denunciaron telefónicamente al personal policial, el grupo habría estado compartiendo bebidas alcohólicas.

Estos dos últimos delitos fueron encuadrados en las figuras de violación de medidas para evitar la propagación de epidemias y desobediencia de una orden de autoridad competente.

Tras exponer los hechos materias de acusación, las fiscales adjuntas Anabella Camporesi y Analía Díaz – con el consentimiento de la víctima del caso – propusieron avanzar en el juzgamiento mediante la modalidad de juicio abreviado.

El imputado reconoció la autoría de la pena y junto a su defensa técnica representada por el defensor oficial, Rodrigo Martínez aceptaron las calificaciones legales y el cumplimiento de una pena unificada a dos años de prisión efectiva. Sobre el acusado pesaban antecedentes penales computables por un hecho de robo cuya condena recayó en agosto de 2018, por lo que las penas de todas ellas debían ser unificadas.

La Jueza de Juicio, Florencia Caruso quien estuvo a cargo de la dirección de la audiencia, homologó la propuesta y condenó al acusado a una pena de dos años de prisión efectiva. Como las partes renunciaron expresamente a los plazos previstos para recurrir por lo que la misma ya se encuentra firme.

La magistrada ordenó que el condenado sea trasladado al Establecimiento Penal nro. 5 de Cipolletti para comenzar a cumplir con la pena impuesta.

alas giff1

995x150-PlanCastello

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.