“Es una vivencia donde existe mucha alteración y esto genera un estrés postraumático y además porque está dado en un contexto de catástrofe global”, explicó el psiquiatra José Lumerman, supervisor clínico institucional del Instituto Austral, acerca del impacto en la salud mental de los pacientes graves de COVID

Los profesionales de salud mental consultados consideraron que el impacto psiquiátrico en los pacientes que se han contagiado por COVID-19, sobre todo los que han tenido complicaciones y fueron internados, es muy fuerte.

Angustia, incertidumbre, depresión, dificultades para conciliar el sueño, entre otros, son algunos de los signos que se manifiestan en aquellas personas que atraviesan o han atravesado la enfermedad que tiene en vilo al mundo.

Laura Soto, licenciada en psicología y referente de Salud Mental y Adicciones del ministerio de Salud, destacó la puesta en marcha, desde el inicio de la pandemia, de diversos dispositivos para la contención emocional y psicológica de los pacientes como así también de sus familiares. Estos dispositivos funcionan en los hospitales y centros de salud, tanto en forma telefónica como en la modalidad presencial y virtual.

Angustia, depresión, dificultades para dormir, son algunos trastornos en las personas que pasaron por una terapia intensiva.

“Hay situaciones comunes que a cualquiera de nosotros le podría pasar como la angustia, el miedo, la desesperanza, la irritabilidad. Cuando los equipos de salud mental acompañan esa persona tiene una reacción de apertura por el espacio de ayuda y contención que se le ofrece y empieza a mejorar”, explicó Soto.

Enfatizó que los pacientes internados “se muestran muy preocupados por los familiares que quedan en su domicilio. Hay que tener en cuenta que un paciente puede permanecer internado al menos veinte días y eso afecta su salud mental por eso es importante el acompañamiento y contención que hagamos”.

terapia intensiva covid generica paisjpg - Catriel25Noticias.com

Algunos estudios revelaron que los pacientes que sobreviven una terapia intensiva tienen más riesgo de desarrollar trastornos psicológicos graves, como estrés postraumático, después de la recuperación.

Para el psicólogo Máximo Mantilaro, jefe del servicio de Salud Mental del hospital Castro Rendón, “es esperable el impacto que tiene el paso por una terapia intensiva porque es conocer, percibir y evidenciar de alguna manera la cercanía con la perdida de uno mismo. No se regresa igual de una terapia intensiva a como se ingresó”.

“Es esperable el impacto en la salud mental en la persona que paso por una terapia intensiva porque es conocer, percibir y evidenciar la cercanía con la perdida de uno mismo”. Máximo Mantilaro. Jefe del servicio de Salud Mental del Hospital Castro Rendón

Describió que un paciente que requirió ventilación mecánica en terapia intensiva “es un paciente que está sedado farmacológicamente y hay toda una memoria que queda grabada en su cuerpo; una vez que sale de la terapia y recupera sus facultades, al conectarse con su entorno empieza a registrar su propio cuerpo y es el momento en que la angustia se manifiesta, se hace explícita porque hay un registro de la situación por la que atravesó”.

Lumerman precisó que son varias las personas que se acercan a la consulta por padecer angustia o insomnio y que han estado internados por coronavirus. “Cualquier persona que estuvo internado o intubado o que tuvo que permanecer aislado, ante la situación de posibilidad de muerte estas personas comienzan a vivir momentos de angustia, flashbacks, vivencias que quedan dentro de la persona”, describió

unidad covid hospital castro rendon 01jpg - Catriel25Noticias.com

El trabajo integral con diversos profesionales que despliega el área de Salud Mental del ministerio, alcanza tanto el “abordaje de duelo” con los pacientes internados como con los familiares “que están viviendo el proceso del paciente que está muy grave”, sostuvo. Agregó que tuvieron que acompañar a pacientes internados en el Duam y que se encuentran en situación de calle. “Tuvimos que articular con el ministerio de Desarrollo Social para conseguir un refugio para estas personas una vez que fueron dadas de alta como así también con aportes económicos para alquiler o cuidadores domiciliarios. Hay pacientes a los que si no le ofrecemos ayuda, se quedarían internados en un hospital”.

Lumerman sostuvo que “hay un miedo muy extraño, como un pánico porque hay más miedo de morirse por COVID que de cáncer. En el imaginario el cáncer es sinónimo de muerte, en cuanto al COVID hay un fenómeno que me llama la atención y que da esa impronta traumática que es la incertidumbre, que se traduce en de qué se trata esta enfermedad, que nadie me toque mientras camino en la calle, no poder ver a nadie, estar aislado”.

Un estado de tensión constante.

Por Daniel Tosso Psicoanalista y director del Centro Liberman de Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires (APdeBA)

Después de un año del comienzo de la pandemia no es ninguna novedad el cansancio psíquico y emocional de la gente en general como también de los profesionales de la salud, especialmente en aquellos que están en la primera línea de atención de pacientes COVID.

Estos profesionales han tenido que hacer un gran esfuerzo de adaptación a esta cobertura sorpresiva. Los efectos en estos profesionales son la sobrecarga y encontrarse en una situación de suma exposición. Existe un gran porcentaje que se ha contagiado más allá del cumplimiento de los protocolos. Pero este virus es incierto y siempre encuentra un lugar para filtrarse.

Los efectos clínicos del paciente con coronavirus con cierta gravedad es incierta. La amenaza de la posible muerte y la aplicación de los respiradores provoca mucha tensión. Es como estar en una guardia de emergencia catastrófica las 24 horas.

La diferencia que existe con una emergencia por una catástrofe, es que en este caso es puntual: empieza y termina. En el caso de esta pandemia se suma lo incierto, el no saber cuándo termina si es que alguna vez termina. Con lo cual representa para los profesionales de la salud un estado de tensión constante, sobre todo para los que están en las primera línea de batalla contra este virus.

(Pablo Montanaro para LMN)

16 / 100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.