Después de atravesar la falta de abastecimiento de combustibles, las estaciones de servicio podrían ofrecer nuevos precios para los automovilistas. Desde la Cámara de Expendedores de Río Negro y Neuquén adelantaron que es posible que durante el mes de mayo se dé una nueva modificación, que elevaría los valores en un 6%.

Carlos Pinto, presidente de la Cámara, aseguró que desde principios de año está pendiente una nueva suba de la nafta y el gasoil. Después de seis variaciones en los precios que se dieron a lo largo de 2021, aún resta hacer otro ajuste en los valores de los combustibles, lo que podría dejar las pizarras con precios un 6% más caros.
A partir del último aumento, la nafta super se consigue en Neuquén por 72 pesos el litro y la premium cuesta 85,40. Por otra parte, el gasoil D500 se vende ahora por 82 pesos el litro, mientras que su versión premium cuesta 97,50 pesos. Desde las estaciones informaron que el combustible ultra diesel cuesta 72,30 pesos.
Pinto aclaró que los estacioneros que comercializan productos de YPF ya perdieron varios millones a causa de los cortes de ruta en la provincia, que complicaron la provisión de combustibles e impidieron la facturación de grandes sumas. Sin embargo, esperan que la actividad se recupere gracias a la provisión de nafta y gasoil desde otras plantas de distribución. También aguardan por un ajuste en los precios que podría ser beneficioso para las estaciones.

“Se sabe que está pendiente un aumento pero todavía no se dieron comunicaciones oficiales para saber cuándo y cuánto va a ser”, dijo Pinto y adelantó que es probable que la suma ronde el 6%. Si bien no hay fechas previstas para que se autorice un aumento de precios, también aseguró que las modificaciones no pasarían del mes de mayo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.