En las afueras de Mar del Plata varios efectivos de la Policía ingresaron a una fiesta clandestina y fueron bien recibidos por los participantes ya que creyeron que se trataba de un número contratado para encender la noche.

Una fiesta clandestina organizada por una comunidad swinger fue desbaratada por un grupo de policías que llegó al lugar tras una denuncia recibida. Los participantes del cónclave pensaron que lo uniformados eran strippers y lanzaron curiosas frases antes de que los efectivos pusieran punto final a la celebración.

Más de 20 parejas de entre 40 y 50 años eran las que estaban reunidas sin autorización en una casa de las afueras de Mar del Plata hasta que ingresaron varios efectivos de la Policía y fueron bien recibidos por los participantes, ya que creyeron que se trataba de un número contratado para encender la fiesta swinger.

“Decidimos ingresar. Primero lo hicieron los efectivos de la UTOI (Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas) de la Provincia junto a la patrulla municipal. Cuando nos vieron, pensaron que éramos parte del show, que éramos strippers”, relató uno de los policías.

Pero eso no fue nada ante las frases que estuvieron que escuchar algunos de los agentes de seguridad, como una mujer policía a la que una dama que estaba en la fiesta le dijo sin muchos preámbulos “Mirá los ojos que tenés. Me recalentás” y otra integrante de la celebración le dijo a un efectivo: “¡Qué lástima! Cuando los vi, pensé que había llegado el postre”.

“La gente no sabía qué pasaba. Uno de ellos, al darse cuenta de que no éramos strippers, nos dijo: ‘Uh, nos habíamos ilusionado’. Fue cómico y absurdo a la vez”, relató otro de los policías

El operativo estuvo encabezado por el subsecretario de Seguridad de General Pueyrredón, Gustavo Jara, quien encontró total predisposición entre los presentes, quienes se exhibieron “respetuosos, no se resistieron, y hasta bromearon con lo sucedido”.

5 / 100
alas giff1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.