La curva de contagios de coronavirus comenzó a bajar en Río Negro, aunque las últimas semanas epidemiológicas igual tuvieron más positivos que los dos picos anteriores de la pandemia. Ante el fin de las medidas preventivas actuales, la Provincia ve el vaso medio lleno: a pesar de mantener un indicador en alerta roja, no se aplicarán nuevas restricciones. Durante el fin de semana se mantendrán los mismos horarios de circulación y actividad comercial fijados de lunes a viernes.

A nivel nacional el escenario es similar. Los expertos del ministerio de Salud recomendaron “seguir pensando medidas similares” al confinamiento de nueve días que se aplicó entre fines de mayo y el primer fin de semana de junio. Sin embargo, Nación no adoptaría nuevas restricciones, a la espera de la llamada de ley de emergencia COVID.

Ante el fin del decreto nacional que impone distintas medidas de prevención para frenar la segunda ola de COVID, Nación ratificará por dos semanas el “semáforo sanitario”, delegando la aplicación de restricciones a las provincias. En Río Negro se aguardaría ese decreto para extender las medidas actuales más allá del fin de semana.

En principio, sábado y domingo, en Río Negro se podrá circular de 6 a 20, con funcionamiento de comercios de cualquier rubro en ese horario. Los locales gastronómicos podrán recibir clientes hasta las 23 y atenderlos por una hora más. Los clientes podrán volver a su casa a la medianoche, presentando el ticket si son detenidos en un control policial.

La situación sanitaria de la provincia muestra dos semanas en descenso en el número de contagios y el promedio de positivos de los últimos días hace prever que se sumará la tercera semana en declive. Sin embargo, aún en baja, los números son más altos que los picos anteriores de la pandemia. Por ello, hay un indicador sanitario que sigue muy por encima del parámetro fijado por Nación.

11 / 100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.