Educación priorizó la “presencialidad escolar” y realizará “reemplazos provisorios” para las clases en las aulas de los maestros dispensados. Existió una resistencia inicial del gobierno por su alto impacto salarial. Se prevé que esta suplencia durará hasta la “inmunización por vacunación”.

Educación designará -aproximadamente- un millar de suplentes para reemplazar en las aulas a los docentes resguardados en sus viviendas por cuestiones médicas.

Ambos cumplirán cargas horarias -dice la normativa gubernamental- y deberán “establecer una pareja pedagógica”.

La resolución fija un mecanismo de designación aunque en el gobierno se acepta que la “gran mayoría” tendrá su cobertura, priorizando “garantizar la presencialidad” de los alumnos.

La cartera educativa ya registra más de 1.000 docentes, con los certificados médicos presentados, y todavía se sigue recibiendo presentaciones de dispensados.

Esta semana, el Consejo Provincial de Educación formalizó la resolución N° 1928 para fijar el “reemplazo provisorio” de esos maestros.

Su concreción tuvo un fuerte debate interno, considerando el impacto financiero de los nuevos cargos. Un millar de reemplazos representa un 20% de las suplencias habituales.

Economía resistió esa decisión por ese costo pero Educación logró su instrumentación con la expectativa que esa situación se modifique cuando la vacunación alcance a la totalidad de los docentes. Incidió también la negociación con la UnTER, que insistió con estos reemplazos por la sobrecarga que generaba en el personal asistente.

El CPE estableció que el “reemplazo provisorio por no cómputo de inasistencia del dispensado se realizará por la vía jerárquica”, a través de los equipos directivos y los supervisores. Estos -agrega- “analizarán y definirán la necesidad” de la designación “en pos de garantizar la continuidad pedagógica en la presencialidad”. La decisión se remitirá a la “dirección de Nivel para su conocimiento y análisis”.

Además, se prevé que “el reemplazo tendrá vigencia mientras dure la dispensa” del trabajador, hasta que “la inmunización por vacunación permita su reincorporación” o “determinación de las autoridades sanitarias”.

Se reclama al docente presentar “ historia clínica y estudios complementarios” por su dispensa”. Ya autorizado el reemplazo por parte de los supervisores, “se procederá a publicar la vacante para su cobertura ofreciéndose en asamblea”. El lugar -aclara- será cubierto por quienes “garantice la presencialidad”.

También se consigna que es “preciso generar un vínculo de pareja pedagógica con él o la docente que se encuentre suplantando al agente con reemplazo provisorio” para “fortalecer los proyectos institucionales de cada grupo y tendientes a lograr la reinserción educativa”.

 

Objetivo de Educación: “Garantizar la presencialidad” de los alumnos

El vocal gubernamental Omar Rivodino explicó que “el objetivo es garantizar la presencialidad” de los alumnos y repasó el mecanismo de reemplazo de los docentes dispensados.

Aún ese sistema, el funcionario entendió que serán cubiertos “la gran mayoría” del personal ausente de las aulas y con tareas en sus casas.

Dijo que el ministerio espera que esos nombramientos sean por poco tiempo, considerando que con la vacunación ya se reintegren aquellos con carga laboral en forma no presencial.

El funcionario reconoció el gran esfuerzo del año pasado pero admitió un impacto en el aprendizaje por la perdida de la presencialidad. Por eso, el “objetivo para este año es garantizar y dar continuidad” al trabajo en las aulas.

Rivodino contó que confirmada la dispensa, con la documentación médica, se iniciará con las asambleas correspondientes para las designaciones de los suplentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.