Cansada de que su hijo de ocho años no quiera hacer las tareas escolares, Tamara, una mujer de 27 años, oriunda de la localidad chaqueña de Santa Sylvina, decidió acudir a la Policía para que Braian termine sus deberes.

Según informó el medio Diario Norte, ambos se acercaron a la comisaría local durante la mañana del Viernes Santo. Si bien la madre esperaba que los efectivos confrontaran de alguna manera al menor para que hiciera la tarea, ellos se sentaron junto a él y lo ayudaron a terminar sus deberes, como si fueran docentes.

Pero esta historia no terminó ahí. Luego de darle una mano a Braian con sus pendientes escolares, los agentes organizaron una colecta solidaria para juntar ropa, zapatillas y dinero en efectivo, con el objetivo de ayudar al niño y a su madre.

Luego de que este acto se hiciese viral, el jefe de la comisaría, Sergio Daniel Luque, destacó el gesto de su personal y, en diálogo con Crónica, aseguró: “Esto nos reconforta. Nos alegra sentirnos útil para la sociedad. Con su acción afianzan los lazos con la comunidad, para quien está destinado nuestro trabajo”.

 

11 / 100
alas giff1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.