DestacadasNACIONALESNOTICIAS

Violencia: Una nena reveló drama en su hogar tras clase de ESI

La directora del establecimiento escolar se comunicó con la Comisaría de la Familia y desde el organismo avisaron al juzgado de Paz de la ciudad.

El Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI) fue creado con el objetivo de generar las acciones necesarias para garantizar el derecho de los estudiantes a recibir educación sexual integral en todos los establecimientos educativos del país. En ese marco, en las escuelas de la provincia se abordan los problemas de la violencia intrafamiliar y la violencia de género.

Respecto de lo sucedido con la niña de 12 años que decidió pedir auxilio a las autoridades de su escuela, el Poder Judicial provincial precisó: “El día de la clase (de ESI), la estudiante de 12 años regresó de la escuela y, sensibilizada por el contenido abordado, buscó el consentimiento de su mamá para denunciar. La niña era consciente de que el grupo familiar estaba inmerso en un contexto violento y que necesitaban ayuda. Así, la mujer autorizó a su propia hija a visibilizar la situación y, al día siguiente, la alumna le escribió una carta a la directora”.

Como ocurre en otras situaciones, la mamá y su hija recibieron la asistencia de la Oficina de la Atención a la Víctima (Ofavi) y desde la Justicia rionegrina se empezó a hacer un seguimiento de la causa que se abrió en contra del golpeador y las pautas de conducta que debe cumplir.

El dramático hecho se dio a conocer el viernes y ocurrió en un establecimiento escolar de la región del Alto Valle. Para no exponer a las víctimas, el Poder Judicial no brindó precisiones sobre la localidad y resaltó que la intervención de los funcionarios se produjo luego de una clase de Educación Sexual Integral (ESI). Justamente, una nena de 12 años que cursa el séptimo grado se hizo eco de la charla y se animó, de manera muy valiente, a contarle a su mamá lo que pensaba. Juntas, decidieron denunciar lo que sucedía puertas adentro de su casa en una carta dirigida a la directora de la escuela.

Apenas tomó conocimiento del contenido de la carta, la directora del establecimiento escolar se comunicó con la Comisaría de la Familia y desde el organismo avisaron al juzgado de Paz de la ciudad. La jueza activó el dispositivo que se aplica ante este tipo de situaciones y organizó un abordaje interinstitucional.

Luego de escuchar a la mujer víctima de violencia, dispuso la exclusión del hogar del denunciado. Para ello, aprovechó el horario escolar con el objetivo de dejar a resguardo a la nena.

El Municipio habilitó el ingreso de la mujer a una casa refugio y, mediante la articulación con el área de Desarrollo Social, se buscó una solución habitacional para ella y su familia. Hasta entonces, se encontraban viviendo en una chacra alejada de la localidad, situación que dificultaba la llegada de ayuda por parte de especialistas.

“La charla de educación sexual fue realmente el disparador de la denuncia. Muchas familias todavía creen que en esos espacios solo se habla de sexo, pero en los hechos se abordan cuestiones que hacen al cuidado del cuerpo y a una vida libre de violencias”, sostuvo la jueza valletana que intervino en el caso.

Otros hechos graves que se conocieron luego de clases de ESI en establecimientos escolares de la región tienen relación con abusos. Apenas los revelan las víctimas, las autoridades de las escuelas ponen en alerta a los integrantes del Ministerio Público Fiscal.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[Fancy_Facebook_Comments]














Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios