weretilneck-frigerio

En declaraciones que publica Clarín, el gobernador Alberto Weretilneck, indicó: “Vamos a buscar el mismo trato tanto en fondos frescos de asistencia si es necesario y en condonación de deuda con Nación”, y destacó que Río Negro mantiene una deuda con el Estado nacional de unos cuatro mil millones de pesos. La referencia no fue causal: los 25 mil millones destinados para la gestión bonaerense de Vidal incluyen la condonación de una deuda por 10 mil millones.

A su vez Alicia Kirchner, mandataria de Santa Cruz, se preguntó: “¿El federalismo dónde está?”, en clara referencia a la ayuda nacional a la provincia de Buenos Aires, mientras que Mario Das Neves, gobernador de Chubut, puntualizó que “dicen que no afecta pero la torta nacional que maneja el Estado nacional es de todos”, cuestionó Das Neves.

El Gobierno defendió la transferencia de 25 mil millones de pesos del Tesoro Nacional a la provincia de Buenos Aires: funcionarios salieron públicamente a argumentar el decreto que dará alivio a María Eugenia Vidal y también dieron explicaciones en privado, a los gobernadores, pero varios mandatarios provinciales se sumaron a los cuestionamientos al auxilio económico en el inicio del año electoral.

La partida extra para Buenos Aires funcionará como una compensación por el tope del Fondo del Conurbano: a Buenos Aires le corresponde un porcentaje de lo recaudado por el Impuesto a las Ganancias, aunque con un límite de $650 millones fijado en 1995. Vidal venía reclamando con presentaciones ante la Corte Suprema y proyectos parlamentarios por lo que implicó en pérdida de recursos, unos 50 mil millones por año. Mauricio Macri decidió transferir la mitad y en ambos gobiernos se movieron con precaución para moderar la reacción del resto de las provincias.

Rogelio Frigerio -ministro del Interior- se comunicó esta semana con peronistas de buen diálogo con la Casa Rosada como Juan Manuel Urtubey, Sergio Uñac y Gustavo Bordet, entre otros. “Hablé con muchos gobernadores estos días como lo hago siempre. Esto no es algo novedoso para ellos. Todos coinciden en que Buenos Aires está claramente discriminado en el reparto de fondos y esta medida no afecta al resto, a la coparticipación ni a otras partidas.

Ya el miércoles se habían oído las primeras críticas, las más fuertes del gobernador Mario Das Neves y del jefe del bloque de senadores peronistas, Miguel Pichetto. El chubutense lo consideró un “descalabro” y una “injusticia” vinculado a la campaña y Pichetto “un claro ejemplo de que existen claras intenciones electoralistas que van en desmedro” de las provincias. (ADN)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.