DestacadasNOTICIASPROVINCIALES

Catriel pierde peso en la escena política provincial

No tendrá representantes en la Legislatura desde el próximo 10 de diciembre. Actualmente tiene dos: Carlos Johnston (JSRN) y Daniela Salzotto (FpV). La diputada ganó las elecciones municipales de esa ciudad el 16 de abril.

El próximo 10 de diciembre marcará un punto de inflexión para la política de Catriel en el plano provincial. Después de 12 años no tendrá representantes en la Legislatura de Río Negro. Se trata de una pérdida importante de representatividad para una localidad alejada de los principales centros urbanos y que históricamente le costó mucho trabajo tener voces en el Poder Legislativo.

Mucho más en el Ejecutivo que en este proceso político que se instauró en 2011 de la mano de Alberto Weretilneck no contó con funcionarios de primera línea: recién en terceras líneas aparecen algunos cargos para el oficialismo de Juntos Somos Río Negro (JSRN) .

El contraste será mayúsculo teniendo en cuenta que el actual cuerpo legislativo cuenta con dos bancas: Carlos Johnston (JSRN) y Daniela Salzotto (FpV). Justamente ellos dos fueron los principales contrincantes en las elecciones municipales del pasado 16 de abril que le dieron el triunfo a la representante del peronismo. La actual diputada participó de los comicios con un nuevo sello vecinalista (Frentede Acción Vecinal) porque no hubo consenso dentro del Partido Justicialista.

El retorno de una banca para Catriel fue en el periodo entre 2015 y 2019. Quien representó a la localidad en la legislatura, después de más de 20 años, fue Viviana Germanier, actual intendenta de la localidad y esposa de Johnston: entre ambos comandan el municipio de Catriel desde 2011, aunque desde el próximo 10 de diciembre pasará a manos de la psicóloga Salzotto, principal referente del PJ en la localidad. Este hecho también representa un acontecimiento histórico porque hace más de 30 años que el peronismo no gobierna la ciudad.

Antes del matrimonio Johnston-Germanier, hubo una extensa gestión de la radical María Rosa Iémolo, que estuvo al frente del Ejecutivo por más de 20 años. En esa época la reelección en Catriel no tenía límites y por eso Iémolo pasó dos décadas como intendenta. Fue en 2017 cuando la reforma de la Carta Orgánica, en un proceso muy conflictivo entre los convencionales, le puso fin a la reelección indefinida y como en muchos estados democráticos fijó un máximo de dos periodos.

Con el cambio de representantes en la primera quincena de diciembre próximo Catriel volverá a quedar sin bancas en el recinto. Algo que le costó más de 20 años recuperar tras las gestiones de Alberto Gattas (PJ) y José Airaldo (UCR) , entre 1991 y 1995, durante la segunda gestión del radicalista Horacio Massaccesi

La consolidación de JSRN a nivel provincial y del partido vecinalista que armaron Jhonsto-Germanier, entre otros referentes políticos, atraviesa tu momento más delicado. El senador y electo gobernador tuvo un acompañamiento efímero al candidato Carlos Johnston en las últimas elecciones y no llevó a nadie de su entorno con posibilidades serias de llegar a un cargo.

En el armado de las listas, el oficialismo, que pasa todo por Weretilneck, decidió no llevar a ningún representante de Catriel entre los primeros nombres, y tampoco por el corredor del Alto Valle Oeste por donde ingresó Germanier en 2015, por ejemplo. En esta elección en segundo lugar fue para la cipoleña Lorena Yensen que en el recuento definitivo logró quedarse con la banca para esa zona junto con Lucas Pica: otro cipoleño que repite.

“No es una situación que nos asombre”


La actual diputada e intendenta electa de Catriel, Daniela Salzotto, hizo un balance de la situación de Catriel con respecto a la representatividad en el plano provincial. La psicóloga lamentó la pérdida de diputados a partir del año próximo y adelantó que tendrá que haber más comunicación con provincia para llevar las demandas locales.

También apuntó contra el oficialismo por una “postergación” de la ciudad en el plano provincial.
“Obviamente no es lo más óptimo, pero sí es una situación que vamos a tener que subsanar de alguna manera. Mejorando aún más la comunicación y cada uno de las situaciones que puedan surgir, vamos a estar en diálogo no sólo con el gobernador sino en cada uno de los ministerios y secretarías provinciales, en permanente gestión y contacto”, manifestó.

Salzotto recordó que antes de la llegada de Germanier al Poder Legislativo hubo un largo periodo sin representantes: “no va ser una situación totalmente nueva o que nos asombre. Durante muchos años no tuvimos espacios de participación y representación provincial, se logró hace aproximadamente 10 años y ahora se vuelve a perder”, manifestó.

La intendenta electa lamentó que en el Gran Acuerdo que impulsó el oficialismo no hubo nombres de peso de la política local. “Creo que cuando asuma en la intendencia el 12 de diciembre vamos a trabajar fuertemente por mejorar esa comunicación, por empoderar a la localidad como localidad que está emplazada en la ruta de acceso a Vaca Muerta. Como capital provincial del petróleo, desde este lugar vamos a resignificar la importancia para que el gobierno y JSRN tenga presente a Catriel”, indicó.

 

Fuente: (Río Negro)

 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[Fancy_Facebook_Comments]














Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios