NOTICIASPROVINCIALESSOCIEDAD

Proyecto agroecológico de Contralmirante Cordero que fue declarado de interés por la Legislatura

Jorge y Cecilia hace años llevan adelante este emprendimiento integrador que impulsa a las comunidades a volver a la producción sustentable.

En la última sesión de la Legislatura de Río Negro, se aprobó por unanimidad una declaración propuesta por las legisladoras Marcela Ávila y María Elena Vogel, en la que se declara de interés productivo, ecológico, ambiental y turístico al proyecto rural integrador «Janus«, ubicado en la localidad de Contralmirante Cordero, a la vera de la Ruta Nacional 151.

El emprendimiento se encuentra en una chacra de 8 hectáreas, con una extensión de 200 metros de frente por 400 metros de fondo, y está situado junto al río Neuquén en el kilómetro 24,5 de la Ruta Nacional 151. Su principal atracción es un parador que ofrece a los visitantes un espacio de descanso, tranquilidad, comida y energía para continuar su camino.

El proyecto se basa en el método de la agricultura biodinámica, cuyos orígenes se remontan a los años 1922 y 1924, cuando los agricultores comenzaron a enfrentar la pérdida de fertilidad del suelo y el aumento de plagas que afectaban la calidad de sus cultivos.

Rudolf Steiner, padre de la antroposofía, propuso las teorías que dieron solución a estos problemas, y actualmente los productores de Janus siguen sus principios para revitalizar la tierra, los cultivos, los animales y a las personas a través de una conexión equilibrada entre ellos.

En este proyecto, se tiene en cuenta la influencia de los ritmos y fenómenos astronómicos, como los movimientos de los planetas, el Sol, la Luna y las estrellas del Zodíaco, en el origen y desarrollo de las plantas. Se utiliza un calendario anual de siembra basado en estas influencias para asegurar que las plantas crezcan en armonía y sin estrés.

Además de la casa circular de barro construida en las tierras, los productores han creado una huerta donde cultivan una amplia variedad de frutas y verduras. Estos productos son utilizados para elaborar alimentos orgánicos y caseros, como mermeladas, kéfir, pan integral, snacks de manzanas deshidratadas, sidra, aceite, quesos, quinoa y alfalfa, entre otros.

El proyecto también cuenta con una zona de acampe que incluye casitas de barro y un albergue rodeado de árboles y un canal de riego. Estas instalaciones están disponibles para alquiler y brindan a los huéspedes una experiencia única que promete cambiar su visión del mundo.

«La declaración de interés por parte de la legislatura de Río Negro destaca el valor productivo y turístico de «Janus», reconociendo su compromiso con la sostenibilidad ambiental y la promoción de una agricultura más consciente y respetuosa con la naturaleza», expresaron las legisladoras que presentaron el proyecto.

A través de su proyecto, Jorge Aragón propone revalorizar a la agricultura familiar en nuestras tierras. «Es el método más sano ya que no hace uso de productos químicos. Promovemos la agricultura del agricultor, proponiendo una relación amigable con el ambiente que atraiga a consumidores responsables», agrega.

«En el Alto Valle hay una gran cantidad de tierras fuera de uso o abandonadas. «Janus» intenta promover el concepto de agricultura biodinámica para generar políticas públicas y de desarrollo privado que inviten a la comunidad a volver al campo y comenzar a producir como los primeros chacareros que poblaron la región», asegura Aragón.

 

Fuente: (Río Negro – digo)



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *















Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios