DestacadasNACIONALESNOTICIAS

Escalofriantes datos sobre el trabajo infantil en Argentina

En el Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, en Argentina todavía miles de niños se ven obligados a trabajar en condiciones precarias.

En Argentina, el trabajo infantil persiste como una problemática social que afecta a miles de niños, niñas y adolescentes. Según el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA), para el segundo semestre de 2022, el 14,8% de la población infantil entre 5 y 17 años se encontraba en situación de trabajo infantil.

Esta cifra representa a 1.400.000 niños, niñas y adolescentes que se ven obligados a trabajar, vulnerando sus derechos fundamentales y obstaculizando su desarrollo integral.

Las causas del trabajo infantil son complejas y multifactoriales, y se encuentran estrechamente vinculadas a la pobreza, la exclusión social y la falta de acceso a oportunidades educativas y laborales. El estudio de la ODSA destaca que el 55,5% de la población argentina se encuentra en situación de pobreza, y la pobreza infantil alcanza el 70,8%. Esta situación de precariedad económica obliga a muchos niños a trabajar para contribuir al sustento familiar.

Publicaciones relacionadas

 

Los especialistas en la materia coinciden en que el trabajo infantil se desarrolla en contextos de pobreza, analfabetismo y alta informalidad laboral. La falta de acceso a educación y salud, sumada a la ausencia de programas de sensibilización, agrava la problemática. Es fundamental comprender que el trabajo infantil no es una causa en sí misma, sino una consecuencia de un contexto social, económico y cultural que vulnera los derechos de la infancia.

La necesidad de políticas públicas efectivas

Para erradicar el trabajo infantil, se requiere un abordaje integral que incluya políticas públicas transversales que atiendan las diversas dimensiones de la problemática. La OIT recomienda medidas como:

Asegurar un nivel básico de ingreso para las familias.

Facilitar el acceso a un sistema de salud adecuado.

Garantizar la escolarización obligatoria.

Ampliar el sistema de protección social.

Fomentar un mercado laboral dinámico con condiciones dignas.

Fortalecer los mecanismos de inspección laboral.

Desarrollar centros de cuidado infantil.

Implementar una legislación acorde a la realidad del país.

Argentina cuenta con la Ley 26.390 de Prohibición del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente, y en 2023 obtuvo el estatus de «País Pionero» de la Alianza 8.7. En 2023 se aprobó el Plan Nacional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente 2024-2028. Sin embargo, la implementación efectiva de estas medidas y planes sigue siendo un desafío.

Un llamado a la acción

Desde Aldeas Infantiles SOS Argentina se hace un llamado a la acción para erradicar el trabajo infantil. Se requiere un marco estratégico y coordinado que involucre a diversos actores, incluyendo instituciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y comunidades locales.

La implementación de políticas claras, medidas de prevención, sistemas de monitoreo y mecanismos de intervención son esenciales para reducir significativamente la incidencia del trabajo infantil y garantizar que todos los niños, niñas y adolescentes puedan disfrutar de una infancia plena y digna.

En resumen, el trabajo infantil en Argentina es una realidad que exige un abordaje integral y urgente. La implementación efectiva de políticas públicas, la colaboración entre diversos sectores y la sensibilización de la sociedad son claves para erradicar esta problemática y garantizar el pleno desarrollo de la infancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[Fancy_Facebook_Comments]














Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios